lunes, 8 de octubre de 2007

De becas, mentiras y elefantes

Después de pensarlo muchos días he decidido esbozar estas líneas sobre un penoso asunto esgrimido en las páginas del diario Síntesis de Hidalgo y, aunque tengo la firme creencia de que la mejor manera de callar a los perros es seguir caminando, es mí deber aclarar las mentiras que en un afán de atacarme a mí, afectan a terceros.

El pasado lunes 24 de septiembre apareció un seudo reportaje (pues en su estructura no se acercaba para nada a serlo), titulado “Cuando la mafia roba las becas: una historia de corrupción”, firmado por Aideé Cervantes Chapa; en el cual se pretende desprestigiarnos al dramaturgo Enrique Olmos de Ita y a mi, involucrándonos en un supuesto tráfico de información privilegiada para obtener una beca. Por tal motivo y en la intención de que los lectores no sean confundidos con mentiras, deseo aclarar los siguientes puntos:

La supuesta comunicación que Enrique Olmos me envió con “consejos” para obtener una beca, nunca ocurrió de esa manera. Olmos siempre ha demostrado integridad en lo que hace, como funcionario o como creador, eso no solamente le ha permitido ganarse la confianza de sus amigos, sino de instituciones en el extranjero que lo han apoyado, con becas y premios, para crecer como escritor. Sí, Enrique y yo hemos platicado innumerables ocasiones sobres esos procesos (que mejor que recibir guía de un amigo becario en dos ocasiones), pero sus consejos han sido siempre sobre el quehacer literario, que es al fin de cuentas lo que realmente importa. Quien diga lo contrario, miente.

El supuesto disco compacto en el que se encontró dicha comunicación y que tiene mi firma en la superficie, es probable que exista. Durante más de diez años de trabajo público como escritor he firmado tantas cosas: libros, discos, revistas, suplementos culturales, etc. Quien asegure tener una prueba en este disco compacto, seguramente que también es el responsable de “fabricarla”.
Ciertamente he sido becario del FOECAH en la emisión 2006, pero nunca he obtenido una beca del FONCA como afirma la nota; de hecho he participado en dos ocasiones, la última apenas este año (2007), pero lamentablemente no fui seleccionado.

Con Eduardo Hurtado, otro de los escritores mencionados en la nota, me une una entrañable relación de admiración y amistad desde hace años. De hecho lo he entrevistado en un par de ocasiones, pero nunca con la intensión de obtener más que un ejercicio de verdadero periodismo para publicar en un medio de comunicación. Una de esas entrevistas apareció en el sitio web http://www.pachuca.com.mx/ en 2004. Que yo sepa, él nunca ha sido jurado de las becas de FOECAH y menos durante la selección en la que resulté ganador de uno de los apoyos.
A cualquiera puede no gustarle lo que hacemos algunos escritores, todos tenemos el derecho de discernir sobre la calidad de una obra literaria; pero lo que no es valido es que en un afán de justificar la mediocridad de la literatura que producen algunos seudo escritores locales se quiera desprestigiar los procesos de selección de becarios y ganadores de premios. Ni los becarios, ni los ganadores de premios, ni las instituciones que los otorgan tenemos la culpa de que no sepan escribir. ¿Por qué no mejor cerrar filas para que en el estado existan más posibilidades de apoyo, no solamente para escribir libros, también para publicarlos?

Como ex becario les doy tres simples consejos a aquellos escritores frustrados por no obtener un apoyo o un premio: 1) Lo primero que hay que hacer es participar, enviar proyecto; las becas y los premios no tocan a la puerta. 2) Si su proyecto es rechazado, sean objetivos en la autocrítica, corrijan lo que haya que corregir, acérquense a verdaderos creadores y no a grupitos que más parecen de superación personal que ONG’s. 3) Siéntense a escribir, así se hace la literatura, no a base de injurias ni envidias; lo que importa no es la cantidad de premios, es la cantidad de lectores que su obra sume.

Por último quiero expresar mi sorpresa al leer la firma de la nota difamatoria. Aideé Cervantes Chapa ha sido becaria del FOECAH en dos ocasiones y sabe mejor que nadie que los procesos de selección para obtener una beca no solamente son transparentes, sino también justos. Pero además había sido una comunicadora que había apoyado mi quehacer literario en diversas ocasiones, por ejemplo: incluyendo mis poemas en el número uno de la revista “Visión Latina” que ella dirigía; además me recomendó para sucederla en la dirección de dicha publicación cuando sus intereses profesionales cambiaron; me ayudó a corregir los primeros textos de lo que después sería mi segundo libro; me entrevistó como participación especial del programa de Radio Educación “Voces Interiores” en ocasión de la publicación de mi primer libro; otras entrevistas se sucedieron en muchas más ocasiones en programas que ella produjo para la radio estatal y la radio universitaria, siempre expresando su beneplácito por la publicación de mi obra (ahí están las grabaciones que lo constatan); y por último invitándome a un par de ciclos literarios que ella misma organizó a principios del año en la universidad donde labora actualmente. ¿Qué le hizo cambiar su apreciación sobre mi persona o mi obra? Peor que eso, después de lo arriba enlistado, ¿cómo creerle ahora? ¿No es en verdad deshonesto jugar con el prestigio de alguien solamente para satisfacer intereses mezquinos de terceros? ¿Te hace mejor periodista ser el títere de un grupo “artístico” que no ha logrado sobresalir por su comprobada falta de seriedad y de talento? Lo que es claro es el objetivo del ataque: en este momento se encuentra abierto el proceso de recepción de proyectos para obtener una beca del FOECAH en la emisión 2008, por lo que pretende hostigar mediaticamente a los jurados de este año para que, en caso de así merecerlo, no me otorguen otra beca, a la cual por cierto, ya puedo aspirar pues a pasado un año desde que obtuve la primera. Estoy seguro que no lo conseguirán, yo si confío en el proceso de selección del FOECAH y estoy seguro de la calidad de mi obra; pero sobre todo, sé respetar la decisión de cualquier jurado, que les recuerdo, es inapelable.

En virtud de que mi labor como escritor, comunicador y funcionario siempre ha sido pública, atacarme es como tirarle a un elefante con un rifle a corta distancia por lo que no se obtienen muchos puntos por hacerlo; ¡bien Aideé!, obtuviste un punto, perdiste un amigo.

7 comentarios:

  1. Tsssss... pero que no Aidé es tu amiga?

    Tsssssss....

    Saludos Abraham! Oye luego deberias de visitar mi blog también... digo no soy poetisa pero soy buena onda. Jaaa!

    Cuidate mucho, un abrax!

    ResponderEliminar
  2. Gracias por leerme Ale preciosa. Pues si, era mi amiga, de ahí que la injuría es más incomprensible.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Hola Abraham:
    Como integrante del Consejo de FOECAH te puedo asegurar la absoluta transparencia del proceso de selección de los beneficiarios de las becas, al menos en lo que se refiere al FOECA de Hidalgo. Desde luego, como en cualquier selección, pueden quedar fuera trabajos valiosos que bien podrían haber sido seleccionados. Pero para eso hay un jurado que debe elegir entre los más viables. La misma convocatoria dice que la selección o la no selección de un proyecto no juzga su calidad a priori, sino que debe elegirse un número limitado de beneficiarios por tener recursos limitados (y vaya que están limitados...). Efectivamente, la nota sale en tiempos en que está abierta la convocatoria para la emisión siguiente. Pero no hay modo de presionar al FOECAH. El Consejo de Administración elige al Consejo Técnico (es decir, a los jurados), y es este y sólo este el que decide la selección de los becarios. Los jurados son elegidos por su trabajo y son seleccionados tres de cada área, dos de ellos foráneos.
    Efectivamente, puedes solicitar otro apoyo para la emisión 2008. Ojalá seas seleccionado. Pero si esto no es así, eso no quiere decir que se te descalifique ni nada por el estilo. Yo mismo, que he sido becario en tres ocasiones, he sido rechazado otras tantas.
    No hagas caso de esos rumores y notas insidiosas: son comunes en estas fechas. Lástima que haya sido una "amiga" tuya.

    Te mando un abrazo

    Jesús YI Cuevas

    ResponderEliminar
  4. Octavio Jiménez10:45

    Saludos hermano perruno:

    No tenía el gusto de conocer tu espacio, me parece muy bueno. Al leer el texto donde aclaras sobre la beca del FOECA, te comento que tanto Toño Zambrano y tu servidor lo platicamos en su momento.De igual manera leeimos la nota de "tu amiga" , que por momentos nos pareción una especie de venganza e injuria. Sale tambien esto a colación por que para esta emisión de FOECA varios en Tepeji estamos preparando nuestras propuesta y confiamos al 100% sobre la legitimidad de los jurados. No hacer caso a injurias de personas que no construyen es lo mas sano. En esta parte del Sur de nuestro Estado sabemos de tu trayectoria y la calidad de tu trabajo.Recibe un fraternal abrazo
    Octavio Jiménez
    Tepeji del Río

    ResponderEliminar
  5. tsss pura envidia

    ResponderEliminar
  6. argumento: impeccable
    cierre: devastador

    ResponderEliminar
  7. Anónimo20:29

    lo que importa no es la cantidad de premios, es la cantidad de lectores que su obra sume.esta parte me encanto ya que afortunadamente he sido agraciado por nuevos lectores cada dia solo que soy aun timido en el rollo de lapromocion a mi mismo como escritor gracias abrham por tu articulo
    atte waldo rodriguez

    ResponderEliminar