viernes, 1 de junio de 2018

Mineralogía poética


Las antologías literarias son, por definición, incompletas. Sin embargo, son y serán siempre una oportunidad de tener, en un solo volumen, un cúmulo de autores que comparten rasgos estéticos, latitudes onomásticas o que simplemente han enfilado sus esfuerzos escriturales hacía un punto común.

Esto último es precisamente lo que sucede con “Voces Minerales. Antología poética hidalguense”, antología que recién en estos días esta saliendo del horno (de tierra para no perder la tradición hidalguense, léase entonces un “zacahuil” poético).

El volumen abre con un prólogo escrito por el propio compilador, el poeta y ensayista Hans Giébe, que, en una suerte de instrucciones de armado, traza líneas que permiten al lector hacerse una idea y un itinerario sobre los poetas que está a una vuelta de hoja de leer; poetas que, nacidos en el estado o en otros lares, han coincidido con textos referentes a Hidalgo.

A partir de entonces las maneras diversas, propias y que logran establecer vasos comunicantes en lo literario, se suceden en las páginas donde conviven veinte poetas de casa, trece poetas afincados (entre los que, por cierto, me incluyen) y un pilón de cinco poemas escritores originalmente en otras lenguas y traducidos al castellano por el compilador: dos poemas del ñahñuh, dos del francés y uno del polaco. Como cierre, aparece un “Manifiesto carbonista”, donde Hans Giébe deja claras las intenciones que tienen, y deben tener, los artistas participantes en esas páginas.

Lo poetas participantes son: Abraham Campos Nava, Alejandro Zenteno, Analú Estrada, Arturo Cruz, Benito Balam, Claudia Amado, Daniel Olivares Viniegra, Dominique G. Nourry, Erick Cruz Ramírez, Esteban Domínguez, Felipe Vega Galindo, Francisco A. Lozano, Hans Giébe, Irais Flores, Irma Campero, Irma I. M. Morgado, Jesús Fidel Vega, Jorge Castillo, Josue Ledesma, Juan Carlos T. Capetillo, Juan Gómez, Manuel Garfias, Marek Kakietek, Michel Cand, Mónica Ariza, Paul Olvera, Rolando Pérez, Salvador Franco, Sara Victoria Reséndiz, Sergio Alarcón, Sergio Bustamante, Venancio Neria, Xico Jaén y quien esto escribe. 

Lo temas van desde la minería, el paisaje, el amor por la tierra, las tradiciones; pero lo que permea en cada poema es un profundo amor y un profundo respeto sobre el lugar que nos alberga como hogar, que nos ha visto nacer o nos recibido y nutrido con su gente y su cultura. Cada autor ha empuñado la pluma para cavar en la tierra a la que ama y obtener un puño de oro, plata, cobre, jade, con lo cual expresar a voz viva su sentir por este sitio donde vivimos. La gran variedad de plumas y el tema en común, consigue que este libro sea una fiesta de la literatura de y para Hidalgo, de la cual, ningún hidalguense debería privarse de participar a través de su lectura.

El libro “Voces Minerales. Antología poética hidalguense”, editado por Vozabisal, se presentará pasado mañana domingo 3 de junio a las 10:30 de la mañana, en las inmediaciones el Jardín del Arte, en Pachuca, dentro del Primer Festival de Letras Hidalguenses, el cual por cierto durará todo el día con una amplía oferta de escritores. Ojalá podamos vernos allí.

Paso cebra
Hoy inicio colaborando semanalmente en este diario (Síntesis Hidalgo). Escribiré sobre libros y actualidad (el amplio espectro en lugar de darme tranquilidad me inquieta; ya veremos). Agradezco la invitación y la confianza de su directora. Por aquí nos leeremos. Gracias.