jueves, 22 de enero de 2015

La hoja y la mirada: ¡Ya ganamos mi general!


Domingo Sarmiento, militar, educador y escritor argentino, dijo alguna vez que ”Los discípulos son la biografía del maestro”, ninguna relación educador-educando ejemplifica mejor la máxima anterior que la que revela el libro de hoy: “Felipe Ángeles en la Revolución, Biografía 1869-1919”.
Federico Cervantes conoció a Felipe Ángeles en las aulas, cuando el hidalguense le daba clases de matemáticas en el Colegio Militar. Desde entonces Cervantes le admiro por sus conocimientos, tanto matemáticos como militares, en la ingeniería artillera, pero sobre todo por su virtuosa moral. Esa admiración duraría más allá de la muerte de Ángeles y llevaría a este alumno, por antonomasia la Biografía de su maestro, a plasmar en estas páginas la vida de un hombre valiente, íntegro y leal. Es esta pues una biografía escrita de la única manera en que pueden escribirse las biografías, con pasión por el personaje.
En el texto introductorio, el licenciado Juan Manuel Menes Llaguno, Cronista del Estado de Hidalgo, nos hace un recuento de la vida y obra de Ángeles, enfocándose en la Batalla de Zacatecas, batalla modelo que le daría a Ángeles un lugar tanto en la historia, como en la memoria militar de México. Para concluir su texto, Menes Llaguno nos recuerda las palabras de Friedrich Katz sobre Ángeles: “Era un revolucionario, pero a la vez un intelectual en el más amplio sentido del término. Enseñaba matemáticas y ciencias e la artillería, y escribió trabajos muy conocidos sobre ambos campos, pero también mostraba un profundo interés por la literatura y era un hombre culto.”
La nota sobre el autor la escribe el maestro Rubén Jiménez Ricárdez, quien retrata ágilmente a Federico Cervantes, sin restarle importancia al personaje objeto de la publicación, del cual, remata diciendo: “Felipe Ángeles es uno de los do mayores héroes que ha dado el estado de Hidalgo a México. El otro, también general, es Pedro María Anaya. El propósito de este libro es poner la biografía del general Ángeles al alcance de las nuevas generaciones, al cumplirse el primer centenario de la histórica Batalla de Zacatecas.”
El libro fue editado por el Gobierno del Estado de Hidalgo, como su aporte para la celebración, el año pasado, del Centenario de la Batalla de Zacatecas, fecha histórica que tuvo fastuosos eventos en su memoria y que ha hecho que los zacatecanos sientan a Felipe Ángeles suyo. Precisamente este hecho se vuelve anécdota y es que más de un amigo zacatecano confiesa que, hasta hace no muchos años en su temprana adultez, descubrió que el general Ángeles era hidalguense, cuando había creído desde la niñez que era oriundo de Zacatecas; mejor muestra de entrañable cariño que esa.
Un libro que se disfruta y que provoca, o hace crecer, la admiración por nuestro Felipe Ángeles.

martes, 20 de enero de 2015

Beatriz Falero, la Hablista…

Emiliano Páramo
 
El escritor uruguayo Eduardo Galeano ha dicho sobre la utopía: “He estado muchos años persiguiendo el horizonte; camino dos pasos y el horizonte huye dos pasos, camino mil días y el horizonte huye mil días más allá. Por mucho que yo camine, nunca lo alcanzaré. ¿Para qué sirve entonces perseguir horizontes? Para eso sirve: para caminar”. Yo no sé si Beatriz Falero se imaginó, al principio de la historia de los Narradores Orales de Santa Catarina, el maravilloso espacio que iba a construir en este rincón de Coyoacán, pero el caminar por este sendero como formadora de profesionales de la oralidad, promotora cultural y mujer de palabra, ha estado signado por la materialización de la utopía. Hoy día, a más de 20 años de su creación, este lugar que vive al amparo del “árbol de los cuentos”, un añoso ejemplar que ha sido testigo de cargo de lo que ahora les cuento, se ha convertido en un referente obligado en toda Iberoamérica, en lo que al arte milenario de contar historias se refiere. Por aquí han pasado algunas de las voces más significativas de la escena en nuestra lengua, y detrás de esta magia, Bea (como la llaman sus amigos) ha estado incansable, levantando la mano, la palabra y el puño.

En el programa de mano de uno de los espectáculos de la maestra Falero se puede leer: Yo cuento para “contar”. Según el diccionario, contar es relatar y valer y significar. Por eso me gusta contarte, para significarte. Soy una vampiro que anhela beber tu alma, sangre, sueños y amo; no importa que sea de mentiritas, que solamente dure hoy. Lo único seguro, si aceptas mi invitación, es que estaremos juntos… Bea es a un tiempo las historias que cuenta, y desde lo que cuenta, en la multivocidad de sus palabras, es ella misma todo el tiempo: vampira, estrella, hablista, guerrera, puesta de sol, hechicera y aurora interminable. Los que la hemos visto en acción, hemos visto a una “amantísima sibila” ejercer el oficio con que los antiguos convocaban la luz que salvó a los hombres tras la noche del espanto.

Este 2015, Beatriz Falero estará cumpliendo 29 años como narradora, lo que la confirma como una de las más experimentadas del continente.  Es fundadora y directora de NAO (Narradores orales de Santa Catarina); fue presidenta fundadora de la Asociación Mexicana de Narradores Orales Escénicos (AMENA) y de La Casa del Cuento. Es miembro de la Red Internacional de Cuentacuentos. También ha sido fundadora y participe de diferentes programas como: Cuentos y Cantos en Trajinera de Xochimilco y Sonreissste - Los artistas visitan a los enfermos. Ha participado en diferentes Encuentros Internacionales en Argentina, Colombia, Cuba, Chile, España, Venezuela, Hungría, entre otros. Ha recibido reconocimientos a su oficio de instituciones como CIINOE, AMENA, y el Gobierno de la Ciudad de México, entre los que destaca la DISTINCIÓN POR LA ORALIDAD DIPLOMA Y MEDALLA AL MÉRITO 2011, otorgada por la Cátedra Iberoamericana Itinerante de Narración Oral Escénica. El premio “Chamán” de CIINOE lo recibió en la categoría de grupo, por el trabajo de Narradores Orales de Santa Catarina y un segundo “Chamán” por sus aportes personales al movimiento iberoamericano de Narración Oral Escénica.

Beatriz es una mujer profundamente generosa, por eso es narradora; no concibo otro modo de ejercer esta profesión, por lo menos no concibo otro modo de hacerlo como lo ha hecho ella; porque cierto es que en este oficio son muchos los caminos, pero el de Bea es único e irrepetible, por lo menos en México, donde muchos de los que ahora comparten el escenario con ella, se formaron en el aula donde ella imparte su taller de ORALITURA, concepto que acunó para con sus manos darle curso a las palabras que vinieron de otros para procurarse alas en las raíces de una mujer que sabe que “de la abundancia del corazón, habla la boca”. Contacto: https://www.facebook.com/narradores.desantacatarina?ref=ts&fref=ts

Todos los domingos, en punto de las 10:30 Hrs., se le puede encontrar en la Casa de Cultura Jesús Reyes Heroles, en la calle de Francisco Sosa 202, Coyoacan, de la Ciudad de México impartiendo su taller. Y a las 13:30 Hrs., todos contamos, porque el Foro de los Narradores Orales de Santa Catarina, en la plaza del mismo nombre, se abre para que voces venidas de todos lados, conjuren a los astros mientras salen de la boca de los cuenteros, historias para salvar la vida.

Jamädi…

jueves, 15 de enero de 2015

La hoja y la mirada: El joven memorioso


Alguna vez, Salvador Paniker, filosofo español, dijo que “la juventud de un ser no se mide por los años que tiene, si no por la curiosidad que almacena”; novedosa y peculiar manera de establecer la edad, no del corazón, sino de la mente.
Con esa juventud exacerbada vivió Víctor Manuel Ballesteros García, entrañable historiador nacido en Atotonilco El Grande, quien dedicó sus esfuerzos enteros a la memoria de aquello que nos forma como hidalguenses. En su profusa bibliografía encontramos, como un gran vaso comunicante, que lo que sostenía ese empeño era la curiosidad, el deseo innato del ser humano por conocer, pero además, en su caso, se alimentaba del deseo de compartir lo aprendido, lo descubierto, lo que provocaba, estoy seguro, el asombro del propio investigador.
Estas características del trabajo de Víctor saltan a la luz en la reciente publicación del Gobierno del Estado de Hidalgo, titulada “Ex libris, Víctor Manuel Ballesteros”; se trata de la recopilación, en un solo volumen, de tres libros fundamentales del trabajo de Ballesteros: “La vuelta a Hidalgo en 180 libros”, una suerte de viaje bibliográfico, emulando al gran Julio Verne, por títulos referentes a la historia de nuestro estado; “Monografía del municipio de Atontonilco El Grande”, uno de los primeros trabajos de Ballesteros, sobre su terruño y las diferentes etapas históricas que lo han conformado; y “Vida y Arte del Atotonilco Virreynal”, un amplio artículo publicado hace ya algún tiempo en las paginas de la revista del Centro Hidalguense de Investigaciones Históricas (el CEHINHAC), llamada “Teotlalpan”.
En el prólogo de este libro, don Raúl Arroyo, comenta: “De muchas maneras, Víctor aportó con su talento y discreción a construir la identidad de los y las hidalguenses. No estoy cierto de que así se lo haya planteado, pero sí de que lo acreditan los textos aquí publicados.”
Una muestra, este libro, de la eterna juventud con que Víctor Ballesteros, indagó en la historia y una excelente manera de conocer la esencia de su trabajo como historiador.


miércoles, 7 de enero de 2015

Primer Premio Nacional de Crónica Joven "Ricardo Garibay"


Para honrar a uno de los escritores hidalguenses más destacados, Ricardo Garibay, y favorecer la creación literaria nacional, el gobierno de Hidalgo (por medio del Consejo Estatal para la Cultura y las Artes de Hidalgo), en colaboración con el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes y el programa Tierra Adentro, convocan a participar en el primer Premio Nacional de Crónica Joven "Ricardo Garibay" 2015.

La convocatoria estará abierta hasta el próximo 27 de marzo y comprende un monto de 100 mil pesos de premio, además de un diploma y la publicación de la obra ganadora en el Fondo Editorial Tierra Adentro.

El objetivo del galardón creado en honor al escritor y ensayista Ricardo Garibay (1923-1999) es estimular la escritura de jóvenes en el género de crónica literaria o periodística.

Podrán participar escritores jóvenes de hasta 34 años de edad, tanto mexicanos como residentes en el país, con trabajos inéditos de crónica literaria o periodística que aborden cualquier tema, sea de cuestiones sociales, del ámbito deportivo, literatura o nota roja.
El jurado estará integrado por grandes escritores y maestros de la crónica.

Este premio se suma a otros de gran importancia nacional que buscan estimular la creación como el de Poesía Joven "Elías Nandino", el de Cuento Breve "Julio Torri", el de Ensayo Joven "José Vasconcelos", el de Novela Joven "José Revueltas", el de Dramaturgia Joven "Gerardo Mancebo del Castillo" y el de Poesía Joven "Francisco Cervantes Vidal".
Los trabajos deberán tener una extensión de entre 80 y 200 cuartillas, y deberán ser enviados por cuadruplicado a: Premio Nacional de Crónica Joven "Ricardo Garibay" 2015, con dirección en Nicolás Bravo 202, Centro, CP 42000, Pachuca, Hidalgo. 

La convocatoria completa se puede consultar en la página http://cecultah.hidalgo.gob.mx, o en los sitios de Tierra Adentro y de Conaculta.

Ricardo Garibay nació en Tulancingo, Hidalgo, el 18 de enero de 1923 y murió en Cuernavaca, Morelos, el 3 de mayo, 1999. Se dedicó a la escritura, el periodismo, el cine, el teatro y la televisión; fue un parteaguas en la literatura mexicana y gran maestro en la crónica.

Entre sus obras destacan "Beber un cáliz" (1965), "La casa que arde de noche" (1971), "Rapsodia para un escándalo" (1971), "Aires de blues" (1984), "Oficio de leer" (1996) y "Feria de letras" (1998), por mencionar sólo algunas, pues su obra es vasta.



lunes, 8 de diciembre de 2014

Renovada, la Biblioteca Sor Juana de Tulancingo


José Vergara Vergara, director general del Consejo Estatal para la Cultura y las Artes de Hidalgo, encabezó la ceremonia de reapertura de la Biblioteca Pública Regional Sor Juana Inés de la Cruz del municipio de Tulancingo, a la que se le aplicaron diversos trabajos de restauración para hacerla un espacio más digno y dotarla de mejor distribución y un manejo más dinámico.

Con una inversión total de 1 millón 260 mil pesos (recurso federal 660 mil, estatal 300 mil y municipal 300 mil), se atendieron los problemas que se presentaban en el techo: los arreglos consistieron en la fumigación, cambio y reparación de vigas, limpieza del domo del patio central, cambio de lámparas, restauración de la puerta principal, consolidación de uno de los muros, aplicación de pintura interior del edificio, mantenimiento a las puertas y ventanas de madera, además de la rehabilitación y reparación de los sanitarios y de la instalación eléctrica e hidráulica. 

Asimismo, Vergara dio a conocer que la aplicación de pintura al interior del edificio fue costeada por el ayuntamiento, así como los arreglos necesarios en la instalación eléctrica para poder distribuir las cargas dentro del inmueble.

En cuanto a equipamiento, se sustituyó la totalidad del mobiliario de la sala infantil, considerando mobiliario confortable, ergonómico y que le diera una nueva imagen a la biblioteca. Se adquirieron equipos (computadora, escáner e impresora braille) y programas que permitirán la traducción e impresión de textos al Braille para ser leídos por personas ciegas o débiles visuales.

Con recursos adicionales del Programa de Mobiliario básico para bibliotecas públicas 2013 se adquirieron nuevas mesas, sillas, sillones y el módulo para emitir credenciales. 

Asimismo, en cuanto a servicios, el director del Cecultah informó que el proyecto no sólo consideró los trabajos de restauración, rehabilitación y de imagen, también incluye un nuevo esquema en los contenidos de los servicios, por lo que en el corto plazo se ofrecerán servicios y actividades para personas ciegas, tales como consulta a través de internet, impresión de documentos en Braille, uso de los programas de office y lector de voz para poder acceder a cualquier libro de la biblioteca; así como la impresión de credenciales para los usuarios que hacen uso del préstamo a domicilio, además de las actividades contempladas en el programa anual como son los talleres de lectura, escritura, alfabetización tecnológica para adultos mayores, presentaciones editoriales, conferencias y narración oral.

Vergara explicó que la necesidad de una sala Braille surge porque en el municipio de Tulancingo hay mil 609 personas débiles visuales, y tan sólo en la cabecera municipal son 519 personas.

Agregó que se aplicaron métodos de automatización, pues el catálogo de libros de la biblioteca se encuentra disponible en línea accediendo a través de la página. La colección consta de 11 mil 537 ejemplares y un acervo digital de 3 mil documentos; la colección infantil es de mil 746 ejemplares y la colección general de 9 mil 791.

Para finalizar, refirió que anualmente este recinto cultural atiende un promedio de 35 mil personas, y estimó que con los nuevos servicios que ofrecerá la biblioteca se duplique la cantidad.