martes, 3 de marzo de 2015

Un verdadero éxito, participación de Hidalgo en Feria del Libro de Minería


José Vergara Vergara, director del Consejo Estatal para la Cultura y las Artes de Hidalgo, dio a conocer que luego de más de 13 exitosas jornadas de exposición y venta de trabajos editoriales, Hidalgo se despide de la emisión 36 de la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería con excelentes resultados.

“La presencia de Hidalgo en esta importante feria del mercado editorial significó una fuerte proyección para nuestros escritores, mostrando que en el estado de Hidalgo se lleva a cabo un trabajo editorial serio y comprometido que puede competir en el contexto nacional.

La oferta cultural presentada en esta emisión consideró una muestra representativa de la diversidad cultural de nuestro estado y el trabajo editorial que se lleva a cabo.

Entre las actividades con mayor concurrencia destacan las presentaciones editoriales de Sixto Valencia, una vida en viñetas; el libro y disco de Nicandro Castillo, El Principito en náhuatl, Cuentos de bajo presupuesto de Rafael Tiburcio (Premio Estatal de Cuento Ricardo Garibay 2014), La muerte no tiene vacaciones de Antonia Cuevas Naranjo y No verás el alba de Julio Romano. Todas rebasaron cifras de más de 150 espectadores.

Por su parte, los espectáculos artísticos de el trío Los Hidalguenses, Los Pregoneritos, el Cuarteto Contempo y “El acordeón de los vientos” con Javier Gándara, el Cuarteto Nacional de Clarinetes, Verónica Ituarte, Gladys Abbit y Carlos Galván, el Coro de Niños Cantores, entre otros, deleitaron a los asistentes a esta feria.

Durante las 16 sesiones de los talleres de elaboración de artesanías con ixtle, alebrijes, palma, incrustaciones de concha de abulón, 480 personas –entre niños jóvenes y adultos– tuvieron la oportunidad de conocer una muestra de las creaciones artesanales de nuestro estado.

De los títulos con mayor demanda sobresalieron: Los Conventos Agustinos (96 ejemplares), El Principito en Náhuatl (68 ejemplares), Sixto Valencia, una vida en viñetas (32 ejemplares), Las Obras Completas de Ricardo Garibay (55 ejemplares y tres colecciones con 10 tomos), Cuentos de bajo presupuesto (35), los discos de Nicandro Castillo y los Hermanos Crespo (39 y 20 ejemplares, respectivamente).

Las temáticas de materiales bibliográficos que más solicitaron los visitantes al Pabellón de Hidalgo se refirieron a las tradiciones, gastronomía, patrimonio arquitectónico, monografías, historia del estado y sones huastecos.

El total de visitantes al Pabellón de Hidalgo fue de más de 20 mil personas.

Los índices de venta rebasaron los 3 mil ejemplares, cuyo monto ascendió a más de 300 mil pesos, aproximadamente.

Los organizadores de este encuentro dieron a conocer en rueda de prensa los resultados de la edición 36 de la Feria  Internacional del Libro del Palacio de Minería, entre los que destacan que el libro más vendido durante la feria fue La Familia Burrón. En cuanto a la asistencia, este año se conto con un 55 por ciento menos que el año pasado. Las ventas de igual forma tuvieron un pequeño descenso.

A dicha conferencia de prensa asistieron José Vergara, director del Cecultah, Fernando Macotela, director de la FIL de Minería; Rubén García, jefe de prensa de la FIL Minería; Carmen González, Subdirectora de la FIL de Minería; Gisela Franco, directora de Educación y Deporte del estado de Chihuahua, estado invitado de la próxima emisión.

lunes, 2 de marzo de 2015

La hoja y la mirada: La poesía de Omar Roldan, esa eclosión


Omar Roldan pertenece a una generación de escritores a la que también pertenece un grupo de autores que fueron conocidos como “La diáspora”; escritores que nacidos en la década de los 50’s migraron en los 70’s de Hidalgo hacia la ciudad de México llevados por la necesidad de la formación académica, donde comenzaron a desarrollar sus carreras literarias, para terminar, en la mayoría de los casos por quedarse allá lejos sin dejar de pertenecer acá cerca. Omar nació en lo que podemos considerar el ultimo año de esa generación, pero no se fue, él decidió quedarse y en esa decisión de vida permitió que su literatura se forjara en el crisol del terruño, de la provincia. Su presencia en las letras hidalguenses toma una particular importancia entre la creencia de que “no se puede hacer literatura en Hidalgo” y la convicción de que la literatura hidalguense podía consolidarse a partir de esa generación. Así que Omar se quedó a padecer no solamente el agrio quehacer de la escritura, sino también el penoso recorrido hacia la publicación, el cual le ha cedido cuatro poemarios en los cuales es claro el oficio que posee y el cual se muestra en todo su esplendor en “Éxodo hacia ninguna parte”, poemario editado por el CONACULTA y el Consejo Estatal para la Cultura y las Artes de Hidalgo en el 2014.

El libro abre, a manera de prólogo, con tres notas dirigidas al poeta de la pluma de Juan Galván Paulín. Galván Paulín ha sido maestro de muchos de nosotros en Hidalgo, sin embargo, la relación que ha establecido con Omar trasciende al lindero de la complicidad, de la compañía fraterna, casi paternal, en el devenir literario, siempre intrincado y doloroso. En estas notas, el maestro “Paulín” no solo hacen un breve recuento de las coincidencias en los días de su taller literario en Tulancingo, además deja constancia no solamente de la cercanía con el autor sino también con su poesía, se reconoce emocionado por leer lo que Roldan va produciendo y reconoce en ello un crecimiento del que no puede, aunque quisiera, sentirse ajeno, por el contrario se regocija al grado del orgullo. Pero no me refiero al orgullo del alfarero que ha determinado la forma y el destino de la vasija, sino al orgullo del escritor que mira como germinan las letras de un hermano, sabedor de haber sido parte de ese esfuerzo.

Por si ser testigos de este maravilloso encuentro en el tiempo y en la literatura no fuera suficiente, Antonia Cuevas Naranjo, otra importante narradora y poeta tulancinguense, esboza unas líneas para introducirnos en el poemario que estamos a punto de leer y exalta de él dos características importantes: la ausencia de pretensiones y la sutileza con que sus versos nos atacarán. Cuevas hace hincapié en el sobrecogimiento del que seremos víctimas, irremediables, ante la forma con que Roldan aborda un tema tocado por otros poetas, pero nunca resignificado de tal manera como ahora.

“Éxodo hacia ninguna parte” se divide en dos tiempos, cada uno de ellos independiente pero complementario del otro, como dos poemas de largo aliento que pudieran respirar por separado pero que juntos dan un hálito a la visión que el poeta quiere compartir con nosotros en este momento. El primero de ellos “Mi destino” deviene en una colección de poemas íntimos y  arteros, mostrándonos la parte más mística del poeta; son una suerte de larga alegoría metafísica, una oración pertinaz al creador, al universo, pero también a la mujer perdida, a los amigos traicionados, a uno mismo. En ellos encontramos imágenes misteriosas, bizantinas, que van deshilando lo más profundo del alma del poeta: “más de una vez me has arrojado /en busca de mi mismo /al hueco inexorable que me habita”; y es precisamente en esas entrañas donde comienza el éxodo del autor, recorrido imperante para la búsqueda de lo que lo forma. Desde ese principio los versos son los pasos de esa viaje interior, son el rastro de una búsqueda abyecta, donde el descubrimiento no es el objetivo, es el éxodo en si mismo; el poeta no pretende encontrar nada, solo pretende buscarlo: “es un vaivén constante /este mi andar a tientes tus designios / buscando algo de mi que nunca encuentro”. El éxodo interior es pues, el más intenso y persistente.

El segundo tiempo “Mi casa”, es el éxodo exterior, la búsqueda que el poeta hace de si mismo en lo que lo rodea, le pertenezca o no, lo va formando también; el espejo denudo, el ceño fruncido, una bicicleta bajo la lluvia, un son sin partitura, un indulto. Es aquí donde el poeta nos muestra la parte más luminoa del libro, llena de cadencias que rayan en el gozo, en la alegría de saber que el éxodo no termina, aún, cuando se crea que se ha llegado a un sitio: “Mi casa un manantial de rio cangrejos /una estación de tren un día de nieve /parábola de heno y de ahuehuete /tendero de besos y trebejos.” Roldán nos confirma que el poeta es un errante condenado, una vigía permanente de lo que acontece (ya desde un libro anterior, “El viento y la mirada”, lo sugería), un desfachatado voyeur del mundo todo, bello o pestilente, da igual.

“Éxodo hacia ninguna parte” confirma a Omar Roldan como un poeta sin falsas poses pero que ha alcanzado una estatura raras veces encontrada en la literatura de estos tiempos, en un poeta que sabe esgrimir su pluma para decir lo que quiere; corte preciso, dolor abundante, la sangre como trofeo. Éste poeta que leemos ahora, en el que se ha transformado Omar Roldan, es de aquellos en los que, por tradición, descansa el peso de la literatura de un país y en el caso del país nuestro, descansa la poesía en las letras de un poeta que sabe que el único éxodo posible es aquel que no tienen destino, pues es el destino en sí mismo.



Texto leído en la Biblioteca Sor Juana Inés de la Cruz 
de la ciudad de Tulancingo, el miércoles 11 de febrero de 2015, 
durante la presentación del libro.

viernes, 27 de febrero de 2015

Jorge Skinfield, el Bicho Malo…


Emiliano Páramo
Lleva en sus venas, seguramente, sangre de alguno de estos ingleses que llegaron a Pachuca para explotar las minas, dato que acusan sus ojos y su piel más blanca que la del pachuqueño promedio. Se llama Jorge Skinfield, y es promotor de lectura, docente, y contador público de historias; oficio milenario, este último, que lo ha llevado a endulzar los oídos y encantar la imaginación de chicos y no tan chicos, en México, España, Venezuela y Cuba.
Comenzó haciendo teatro como muchos “cuentacuentos”, y no ha dejado de hacerlo, aunque su prodigioso afán por compartir lo que la vida le puso como destino desde la palabra, lo ha llevado también, por vocación, a ser “maestro frente a grupo”. He sido testigo de cómo este entrañable narrador oral, ha puesto desde el ejercicio de su labor, muchos espejos y ventanas, a niños y jóvenes, por medio de los libros y las historias que cuenta.
Contar cuentos es una profesión que en Hidalgo tiene muy dignos representantes, pero Jorge fue de los primeros de Pachuca en entrar al movimiento, y sin duda es uno de los que con gran talento y generosidad de artista, la ejercen para regocijo de aquellos que conmovidos, entre la risa y la nostalgia, gozamos por el placer que la palabra convoca.
El gran poeta chileno Jorge Díaz, dice que contar un cuento es un milagro. Yo he visto a muchos como Jorge Skinfield, convertir el agua en vino, y embriagar a sus oyentes desde el portento en que de la boca y las manos del cuentacuentos, surgen estrellas, dragones, duendes y fantasmas, que nos hablan de cerquita, al oído, y entre el “Había una vez…” y el “…y vivieron felices para siempre”, hay caminos de sueños y esperanza que la oralidad nos concede.
Hoy día, Jorge es sin duda uno de los pilares imprescindibles para hablar de la oralidad artística en nuestra entidad; su natural desenfado y su frescura se mezclan con un muy depurado estilo que entrega en el escenario para goce y asombro del “respetable”. Esta noche, junto a dos de sus cofrades (Domingo Villamil y Arturo Campos), se presenta en la Sala Siqueiros, un nuevo y grato espacio para las artes escénicas en la ciudad. Ojalá se den una vuelta en punto de las 7:00 de la noche para que los astros se alineen en pos de celebrar la palabra junto a estos tres tipos de cuidado. Boulevard Felipe Ángeles 1962-B, dentro de la Preparatoria Siqueiros.
El próximo 20 de marzo, se celebrará por todo el planeta, el DÍA INTERNACIONAL DEL CUENTACUENTOS. Mi agradecimiento y mi admiración para los estupendos cuentacuentos hidalguenses que aun permiten que la imaginación nos vuelva infinitos.
Jamädi

martes, 24 de febrero de 2015

FOECAH celebra 20 años con la publicación de libros de cuento y poesía


Para celebrar que el Fondo Estatal para la Cultura y las Artes de Hidalgo (Foecah) cumple 20 años de operación en nuestra entidad, el Consejo Estatal para la Cultura y las Artes (Cecultah) publicó una colección de libros de cuento y poesía para difundir los trabajos de ex becarios.

Para esto, se convocó a las personas que recibieron un apoyo del Foecah durante los últimos 10 años, porque ya se habían publicado unas antologías por la primera década del fondo, también de cuento y poesía.

Para esta ocasión, se pensó en la publicación de libros individuales en los géneros de cuento y poesía, publicados desde el programa editorial del Cecultah.

De los títulos que se consideraron, fueron los que recibieron recomendaciones satisfactorias de quienes fungieron como tutores en cada emisión. Por ejemplo, Enzia Verduchi, Vicente Herrasti, Mario Bellatin, etcétera.

En total son siete libros los que integran la colección. Seis que presentan un diseño que los hace ver como un grupo, y uno que se configuró diferente porque son cuentos para niños.

Se pensó en el área de letras (dado que el Foecah apoya todas las disciplinas) debido a que los proyectos que menos se presentan a la población son los de literatura. Los de artes escénicas o artes plásticas han tenido más espacios para presentar resultados, pero los proyectos de letras rara vez se dan a conocer con el público.

Todos estos títulos son presentados en diferentes días durante la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería, donde Hidalgo es el estado invitado.

Los libros
Entre giros y piruetas… La vida de Iovanka P. Ángeles Moreno, es una obra en la que a través de cuentos la autora relata de forma divertida diferentes historias que nos enseñan a ver la vida con fantasía, a respetar y amar a la naturaleza, pues tiene grandes sorpresas para nosotros. Iovanka Ángeles Moreno nos habla sutilmente de la gran diversidad de personas y seres que habitan nuestro planeta y de cómo debe ser nuestro comportamiento ante dicha diversidad.

Cicatriz del canto, de Diego José, puede leerse como un largo lamento ante la ausencia de lo sagrado. El poeta desgarra las palabras más allá de la impostura de los significados, para adentrarse en lo inefable. Su vuelo y su caída representan una trayectoria por los escondrijos del ser, donde la palabra intenta restaurar la herida original de la condición poética. La cicatriz es la poesía que resuella frente a lo eterno. Esta elegía nos recuerda la necesidad que el hombre contemporáneo tiene de reconciliarse con lo trascendente. Es el nuevo libro de poemas de Diego José, después de siete años de espera.

A ras de lona, de Oscar Baños, es un conjunto de relatos que entretejen, desde distintos enfoques, el lado crudo de la lucha libre. Situaciones con un hálito mítico como: el enmascaramiento, la confección de los trajes, el origen del luchador, dan pie a un panorama violento y marginal en que los personajes se debaten, no sólo en el cuadrilátero sino en las inmediaciones de la vida.

Las Furias, de Diego Castillo Quintero :), es un libro donde se desarrolla un complejo mosaico de relatos que abordan una perturbadora variedad de síndromes y trastornos psíquicos. El título alude a las criaturas del panteón griego que perseguían a los humanos como castigo por sus faltas. Sin embargo, el escritor aborda con una agudeza impregnada de humor negro y de ridiculización, las debilidades de sus personajes, reflejo de una realidad trastocada por el delirio.

El grito circular de la gota que muere en la piel del estanque, de Alfonso Valencia, quien propone una trayectoria doble: primero, a través del gran espejo marino avasallado por las tormentas, como símbolo del humano dolor que transforma; y segundo, la secuencia fotográfica que pretende fijar aquello que se resiste al olvido. Ambos momentos dialogan, se increpan y se atraviesan evocándose. La tormenta los une, porque el dolor manifiesto en los poemas perdura en la remembranza.

La muerte no tiene vacaciones, de Antonia Cuevas Naranjo, es un trabajo cuya reminiscencia a Edmundo Valadés nos obliga a pensar en el destino, donde el lector se convierte en un mudo testigo de las historias que pasan frente a su mirada. Antonia Cuevas consigue sellar anécdotas sorpresivas a través de los pensamientos límite de sus personajes, principalmente individuos colapsados por la decepción y el deseo de venganza. Mujeres que intentan una resolución a la travesía doliente de sus vidas ordinarias.

Cuaderno para estudiar el viaje, de Ramsés Salanueva, donde el autor propone un intenso recorrido hacia la extrañeza y el descubrimiento del poeta en la frialdad del mundo contemporáneo, en su artificiosa vida moderna y su indiferente cotidianidad. Poesía que reclama un orden distinto al impuesto por lo establecido.


lunes, 23 de febrero de 2015

Jovany Cruz Dhaus


Emiliano Páramo
Conocí a Jovany Cruz por un accidente afortunado, en medio de un encuentro de escritores en esta ciudad capital tan vapuleada por las obras del Tuzobús y sus gestores. Además de ser diseñador gráfico, ejerce sus pasiones como oficio, entre las que las letras, como creador y consumidor, ocupan un lugar casi clandestino, por lo que no se atreve a reconocerse como escritor. Por eso, antes de referirme a su profesión principal, aprovecho la ocasión para “quemarlo” en público y revelar que igual que muchos, Jovany escribe en la intimidad de sí mismo, tal vez para exorcizar a sus ángeles y convocar a los diablitos que siempre le colman los buenos modos con que asiste a la fiesta de su vida. Debo contarles, además, que sé de buena fuente, que hay un grupo de jóvenes creadores pachuqueños que le andan haciendo “manita de cuche”, para convencerlo que publique alguno de sus textos, en una antología de voces jóvenes del CONACULTA; ojalá así sea. Mientras de la editorial Elementum a Dhaus Estudio, Jovany Cruz se dedica a reinventar lo que mira.
El reconocido diseñador francés Philippe Starck, dijo alguna vez: “Cuando diseño, no considero el aspecto técnico y comercial, sino los sueños y los deseos de la gente para quien está enfocado el proyecto en el que trabajo…”. Pienso que cuando Jovany diseña, a los sueños del cliente y del público objetivo, le suma sus propios sueños, y eso es bueno, porque con eso, el resultado es una obra personal sustentada en el interés colectivo, pero apoyada en la mirada profundamente reveladora de este joven artista que pone en papel la medida de lo que le crece desde el alma.
Sé bien que hay una fuerte discusión al respecto de llamarle o no artistas a los diseñadores gráficos; yo no tengo el capital intelectual para abonarle discurso a esta querella, pero si se trata de hablar de lo que este joven creador produce, no dudo en reconocer que el arte visita de constante lo que Jovany produce.
Estudió la Licenciatura en Diseño Gráfico en la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo de agosto de 2009 a diciembre 2013, lo que significa que lo hizo sin tener piedras de tropiezo en el camino, cosa que en esto tiempos, de ninguna manera es un logro simple, si de historial académico se trata. Desde su servicio social a la fecha, ha formado parte de la alineación de Editorial Elementum, donde es el titular de la Dirección de Mercadotecnia y Diseño, y se encarga del diseño editorial de las colecciones Los Elementales, Creativa Independiente y Elementum Teatro; colabora también en proyectos editoriales para el CECULTAH y el Tecnológico de Monterrey.
Como freelance se ha desempeñado en las áreas de diseño e ilustración digital, diseño publicitario de promocionales para medios digitales, así como el seguimiento de imagen corporativa para empresas de diversa índole comercial. También ha trabajado para la sección cultural de medios impresos como ilustrador (periódico La Rocka, en Monterrey y La Recoleta, en Pachuca). Se ha encargado también del desarrollo de identidad para diversas empresas e instituciones públicas y privadas. Entre las cosas que más me congratula del trabajo de Jovany, es que hace dos años fundó con sus amigos, “Dhaus. Estudio de Diseño”, una empresa que ofrece diversos servicios de comunicación gráfica, y de la que actualmente ocupa la Dirección General. En Dhaus todos son jóvenes, lo que ofrece la posibilidad de encontrar en su trabajo, un discurso fresco y comprometido con los tiempos complejos que vivimos.
Jovany decidió ser diseñador cuando era adolescente, casi sin darse cuenta, pero cuando la hora de la decisión llegó, no tuvo duda en que la mejor manera de darle curso a su capacidad de asombro, era tomar este oficio por horizonte. Cuando observo su trabajo, me queda claro que no diseña en realidad, sino que traza imágenes que reinventan la mirada asombrada de los que asistimos a su obra. Sabe mirar y su mirada construye nuevos horizontes en una suerte de jugar con la perspectiva de un niño de mil años que es artista, empresario y soñador.
Jamädi...

lunes, 16 de febrero de 2015

Exhibe la Biblioteca Garibay "Cartografía Histórica del Estado de Hidalgo"


·        Del 12 al 28 de  febrero del año en curso
El Consejo Estatal para la Cultura y las Artes invita a la  exposición Cartografía Histórica del Estado de Hidalgo,  una selección de importantes documentos cartográficos, dada su relevancia por la antigüedad, como por su esmerada elaboración, de los que se deriva una amplia y sumamente útil información.

El propósito es mostrar apuntes sobre una selección de mapas de nuestra entidad, que comprenden desde el elaborado por encargo del primer gobernador de la entidad en 1869, el coronel Juan Crisóstomo Doria, hasta las cartas geográficas del Instituto Nacional de Estadísticas y Geografía (INEGI).

Esta reproducción se realizó en junio de 2013 por iniciativa del  Doctor Víctor Manuel Ballesteros García, ante su preocupación por recuperar la memoria cartográfica de Hidalgo, por tanto este breve trabajo le recuerda y pondera su investigación y trayectoria.

La exposición está integrada por 11 cartas geográficas:
·               Mapa de la sierra gorda y costa del seno mexicano, desde la ciudad de Querétaro, 1792.
·               Carta del Valle de México, 1808.
·               Carta del Departamento de México, 1828-1829.
·               Carta del estado de Hidalgo, 1869.
·               Plano geográfico, estadístico, político, comercial y minero del estado de Hidalgo.
·               Carreteras en el estado de Hidalgo, 1934.
·               Pintura de Pachuca, mediados del siglo XVIII.
·               Plano de la comisión científica de Pachuca, 1864.
·               Plano de la ciudad de Pachuca, 1892.
·               Plano de los distritos de minas de Pachuca y Real del Monte que expresa las minas y haciendas de beneficio y de campo pertenecientes de la Compañía del Real del Monte, 1855.
·               Croquis de la jurisdicción de Tulancingo, CA. 1792.

Los aportes de la investigación fueron de: Rocío Ruíz de la Barrera, José Vergara Vergara, Miriam Yta y Juan Menes Llaguno, quienes con mayor información y datos relevantes  enriquecen el recorrido a las 11 cartografías en que  te presentamos en la Biblioteca Central del Estado de Hidalgo “Ricardo Garibay”, del 12 al 28 de de febrero del año en curso.
La invitación está abierta a especialistas en el tema, a estudiantes y profesores, investigadores y en general al público interesado en obtener información sobre nuestra entidad, así que no te lo pierdas, es entrada libre.