viernes, 26 de abril de 2013

Savia 1



1 comentario:

  1. Anónimo09:17

    ¡Dame Kórima Chabochi!
    Por: Profr. Román Corral Sandoval.
    “El escritor de Batopilas en el Siglo XXI"


    ¡Dame kòrima chabochi,
    soy un indio tarahumara,
    de Guachochi o Carichì,
    hijo del Sol y de la Luna,
    que me guiaron hasta aquí,
    a tu tierra que era mía,
    donde soy un extraño para tì,
    donde vivo como un paria,
    la riqueza no es para mí!


    ¡Dame kòrima chabochi,
    soy un indio tarahumara,
    de Uruachi o Matachì,
    desde las frías montañas,
    llanuras y barrancas,
    más allá de Batopilas,
    de Urique y Morelos,
    he caminado hasta aquí,
    a tu tierra que era mía,
    donde soy un extraño para tì,
    donde vivo como un paria,
    sin sonuko, ni munì!


    ¡Dame kòrima chabochi,
    soy un indio tarahumara,
    de Moris, Cusihuiriàchi,
    desde las altas mesetas,
    y praderas extensas,
    bajo la luz de las estrellas,
    y radiantes lunas llenas,
    que no podrás arrebatarme,
    para sumirme en las tinieblas,
    he caminado hasta aquí,
    a tu tierra que era mía,
    a "tus" parques naturales,
    donde corría libremente,
    tras los ágiles venados,
    con mis pies descalzos,
    entre atajos y veredas!


    ¡Dame kòrima chabochi,
    soy un indio tarahumara,
    de Norogachi, Tomochi,
    desde lejanos lugares,
    de bosques y matorrales,
    he llegado hasta aquí,
    bajo los rayos solares,
    a tu tierra que era mía,
    a tus ruidosas ciudades,
    antes hermosas regiones,
    de mariposas y flores,
    donde mi espíritu volaba,

    mientras mi cuerpo danzaba,
    bajo la música de pascola,
    de violín y guitarra,
    donde las cabras pastaban,
    y volaba el colibrí,
    y bellas aves trinaban,
    solamente para mí!


    ¡Dame kòrima chabochi,
    soy un indio tarahumara,
    soportando crudos inviernos,
    y tu fría indiferencia,
    he caminado con esfuerzo,
    a tu tierra que era mía,
    donde soy un extraño para tì,
    donde vivo como un paria,
    en lo que tú llamas progreso!


    ¡Dame kòrima chabochi,
    soy un indio tarahumara,
    desde Creel o Panalachi,
    viviendo en la pobreza,
    por la miseria de tu alma,
    he llegado hasta aquí,
    a tu tierra que era mía,
    donde vivo como un paria,
    con enfermedades, hambrunas,
    vistiendo harapos, andrajos,
    sin estrellas, soles y lunas!

    ResponderEliminar