domingo, 27 de marzo de 2011

Juan Gelman publicará nuevo poemario

EFE

El poeta argentino Juan Gelman está estos días de enhorabuena: la Corte Internacional de Derechos Humanos ha condenado a Uruguay por la desaparición de su nuera y la supresión de la identidad a su nieta durante la dictadura, y saca nuevo libro, El emperrado corazón amora, que estará en las librerías en mayo.


Un esperado poemario y un libro importante que saldrá primero en España y luego en América, y que Gelman ha pergeñado con la experiencia y la memoria que acumulan sus intensos 80 años. "Una existencia heroica" , como la calificó el poeta español Antonio Gamoneda.


"Son poemas que están escritos el pasado año, en 2010, y son más breves, porque con la edad pesa más lo innecesario y se van quedando más desnudos, sin hojarasca" , explica a Efe por teléfono el Premio Cervantes en 2007, para añadir que "en realidad" él también se pregunta "qué son estos poemas" .


"Pero una cosa está clara -precisa-, que ningún poeta o narrador está contento con lo que escribe, porque lo que hacemos los poetas es que seguimos buscando a esa señora tan esquiva que es la poesía. Luego vienen en cada uno de estos poemas las reflexiones sobre uno mismo y sobre las experiencias que atraviesan la vida" .


En "El emperrado corazón amora" , que publica Tusquets, Gelman experimenta de forma extrema con el lenguaje, forzándolo hasta dejarlo KO contra las cuerdas, inventando palabras, como "el amorar" (de amor) , con las que impulsa y da vida a sus ideas y emociones.


El amor, la muerte, la condición humana, la derrota, el dolor, la perdida y la búsqueda de la luz dan cuerpo a estos más de 140 poemas que Juan Gelman ha recogido en "El emperrado corazón amora" , un título que se encuentra en un poema del libro "Cólera de buey" , que el escritor argentino residente en México escribió en 1971.


"Celebrando su máquina/el emperrado corazón amora/como si no le diera de través/de atrásalante en su porfía" , decía este poema.


En este nuevo libro de Gelman, el segundo desde que recibió el Cervantes en 2007, y tras De atrásalante en su porfía, que salió en 2009, el autor dedica el primer poema a su mujer, Mara: "En la intemperie de dos cuerpos/se sabe haber lo que no/se puede haber y el tiempo y la memoria tejen una belleza diferente" .


Así, sin hojarascas, experimentando con la forma y el fondo, y "sin sentarse en el cuerpo domado" , como él mismo escribe en un poema, Gelman ha construido su libro "más desesperado, arriesgado y radical. Es un privilegio el seguir investigando en la lengua, el no querer repetirse. Eso solo está al alcance de los grandes" , dice su editor, Juan Cerezo.


Este escritor y periodista, que suma premios como el Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, el Nacional de Poesía de Argentina o el Juan Rulfo, entre otros muchos galardones, vivió la tragedia y el sufrimiento durante la dictadura argentina cuando, en 1976, los militares fueron a buscarle a su casa y, como no le encontraron, se llevaron a su hijo y a su nuera embarazada.


Hoy, años después, y tras una intensa búsqueda hasta dar con su nieta Macarena, ha visto mitigado este gran sufrimiento con el fallo emitido por la Corte Interamericana de Derechos Humanos condenando a Uruguay por la desaparición de su nuera y la supresión de la identidad de su nieta, que Gelman cree que es un gran paso en su larga lucha.


"Me siento un poco recompensado, pues es reconfortante saber que, después de tanto tiempo y sufrimiento, al fin se avanzará en una investigación que fue negada por cuatro gobiernos" , dijo el poeta en México.


Así que el autor de Violín y otras cuestiones no solo da un paso adelante en el camino de la reparación de sus agravios, sino en su larga trayectoria poética que ha merecido inmumerables galardones.

1 comentario:

  1. ESE "POETA"

    Ah. El poeta...
    Del rostro compungido
    y mustios bigotones.
    Sí, el poeta.
    Con todos sus galardones,
    el dolor de la derrota
    y el pasado de traiciones.
    Al muro de sus lamentos
    le faltan las verdades
    y le sobran los ladrillos.
    Ah. El poeta...
    Sí, el poeta.

    Que lo aplaudan...
    Que lo premien...
    Que son las sogas
    que venden los burgueses.

    ¿Y qué verso valió la pena
    del drama que escenifica?
    Si no son más que palabras,
    mamarrachos en tinta
    sobre baldosas de sangre
    que a cada paso salpican.

    Ah. El poeta...
    Sí, el poeta.
    Sembrador de odios
    disparando letras
    en la noche eterna
    donde van las sombras
    de las guerrillas muertas.

    Ah. El poeta...
    Sí, el poeta.

    Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha
    http://www.plumaderecha.blogspot.com
    Estado Libre Asociado de Vicente López

    ResponderEliminar