viernes, 11 de enero de 2008

Soy un grito: Andrés Henestrosa


(con información de La Jornada)

El poeta, narrador, ensayista, orador e historiador Andrés Henestrosa falleció este jueves a la edad de 101 años a causa de complicaciones por una neumonía, en su casa del sur de la ciudad de México. Le sobreviven su hija Cibeles, tres nietos y siete bisnietos.

La hija del escritor oaxaqueño señaló que “estaba enfermo desde hace un mes, además, por su edad, ya estaba muy cansado”.

Andrés Henestrosa nació el 30 de noviembre de 1906 en el pueblo de San Francisco Ixhuatán, en el Istmo de Tehuantepec, en el seno de una familia donde conviven las tres sangres de México: la india, la blanca, la negra, además de la huave y la filipina.

Andrés nos dice en las primeras líneas de su autobiografía inédita; “Soy un grito: el grito de Martina Henestrosa al darme a luz repentinamente”. Nació a mediodía a la hora en que según algunos, vienen al mundo los locos. Su madre fue una importante presencia en él y de ella aprende el zapoteco, junto con las tradiciones y leyendas indígenas.

Considerado una de las joyas de la literatura mexicana, Henestrosa celebró 101 años de vida el 30 de noviembre de 2007, en un encuentro íntimo con sus familiares y amigos, pero no estuvo presente en el festejo porque estaba delicado de salud. En esa ocasión, sólo sus amigos más cercanos como el periodista Jacobo Zabludovsky y el poeta Alí Chumacero, tuvieron la oportunidad de felicitar personalmente al escritor.

Debido también a problemas de salud, el ensayista y poeta no pudo recibir en persona el diploma que acredita el grado de doctor honoris causa que le otorgó el 13 de diciembre la Universidad Autónoma Metropolitana. En su lugar, su hija Cibeles recibió la distinción y expresó el agradecimiento de su padre.

La última presentación en público de Henestrosa fue cuando el Consejo de Estado de la República de Cuba lo condecoró con la Orden de la Solidaridad, por su destacada trayectoria literaria. En esa ocasión, el autor de Los hombres que dispersó la danza (1929) expresó su beneplácito por el reconocimiento. Ahí confesó su anhelo de vivir 100 años más para continuar haciendo lo que más le gusta.

El maestro Henestrosa deja una deuda con el estado de Hidalgo, pues en 2004 realizó una antología de poetas hidalguenses a petición del entonces gobernador Manuel Ángel Nuñez Soto. La compilación titulada Hidalgo: Cuna de Letras, además de descuidada en su edición y formato, dejó fuera a importantes y reconocidos literatos de tal manera, que parecía difícil creer que era obra de Andrés Henestrosa. Lamentablemente, en su presentación, Andrés asumió la autoría del libro que más incluía a políticos quienes alguna vez intentaron escribir algo más que no fueran leyes -sin mucha fortuna, por supuesto-, que un verdadero reflejo de la literatura que se ha hecho en este Estado. En el prologó de aquel mal logrado libro el poeta oaxaqueño prometía una segunda entrega en la que todos esperábamos se reivindicara; lo que ya no sucederá.


En el Palacio de Bellas Artes hoy se rendirá un homenaje póstumo a Andrés Henestrosa a partir de las 13 horas.

Abajo un poema del oaxaqueño que sigue vivo en su palabra escrita. Descanse en paz.

4 comentarios:

  1. Hidalgo, cuna de políticos, efectivamente es una antología accidentada, justo en este momento preparo una pequeña nota sobre Henestrosa para Enlace Educativo y por obvios motivos debo omitir el hecho de que es una antología malograda, con algunos autores (no todos) como Prisciliano Gutiérrez, Reyna Hinojosa o Roberto Meza quienes son más políticos que escritores. jajaja. Y a mí me toca dar el cebollazo: "El desaparecido Henestrosa, cuya obra ha trascendido tanto que hasta tiene sus menciones en la encarta desde el 2001, trabajó con gobierno del estado, por la vía de la seph, para rescatar a los grandes literatos que ha dado nuestra entidad, con el insoslayable apoyo de Núñez y bla bla bla"... si tienes los hombres que dispersó la danza no dudes en mandarme una copia... saludos...

    ResponderEliminar
  2. HE AQUI EL TEXTO DESPARASITADO (NI MODO, ASÍ ES ESTO DE LEVANTAR LA IZQUIERDA Y COMER CON LA DERECHA), SALUDOS:

    El escritor y poeta mexicano Andrés Henestrosa murió el jueves en la Ciudad de México a los 101 años, por paro respiratorio, hoy desde hace un par de horas, recibe un homenaje de cuerpo presente en Palacio Nacional de Bellas Artes.

    Cabe mencionar que, durante la administración de Manuel Ángel Núñez Soto, cuando Raúl González Apaolaza fungía como secretario de Educación, Andrés Henestrosa compiló, seleccionó y editó la antología “Hidalgo, cuna de letras” con el auspicio de la SEPH, libro que rescata la prosa y la poesía de diversos escritores que ha dado nuestro estado como Efrén Rebolledo, Genaro Guzmán Mayer, Alfonso Cravioto, o Margarita Michelena.

    Esta antología también difunde los textos de algunos personajes de la vida política hidalguense quienes incursionaron en la literatura como Juan Manuel Menes, Ernesto Gil Elorduy, Prisciliano Gutiérrez o Reyna Hinojosa.

    Andrés Henestrosa, que se destacó por sus aportes al indigenismo, nació el 30 de noviembre de 1906 en Juchitán, Oaxaca. Entre sus obras más importantes se encuentra 'Los hombres que dispersó la danza' recopilación de tradiciones orales zapotecas en 1929 y 'Retrato de mi madre' de 1940. Además, fonetizó el idioma zapoteco y elaboró un alfabeto y un breve diccionario del zapoteco al español.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo08:57

    Recuerdo con mucho cariño al Maestro, un beso desde aquí querido Don Andrés Henestrosa.

    Cony Cuevas

    ResponderEliminar
  4. Anónimo21:22

    MUY OUGULLOSA DE SER PARTE DE SU FAMILIA Y AVER VIVIDO X UNOS MESES EN SU PUEBLO DONDE LA GENTE LO RECUERDA Y ESTAN ORGULLOSOS DE EL

    ResponderEliminar