lunes, 18 de agosto de 2008

A razón de "Peregrinaje de Voces"*

Toda traducción es imposible, ya se sabe. Y por si esto fuera poco también la poesía es imposible. Ambas imposibles como imposibles los milagros que suceden en lo cotidianos cuando alguien se salva de la inminente muerte o aparece algo divino en el lugar más profano del planeta. Que lugar más profano que una hoja de papel, razón de sacrificio de no sé que cantidad de árboles; o una pantalla latente de computadora, donde suelen aparecer con más frecuencia cosas frívolas y horrendas. Es ahí donde a diario atisbamos con versos hasta crear poesía, algunas veces – las pocas –, con buena fortuna. Es por todo lo anteriormente dicho que no hay milagro más “milagroso” que traducir poesía. Darle un camino más al peregrinar de la palabra para que transite también por nuestros lares lingüísticos y nos permita así completar el milagro para el que fue convocada.
-
-
*Nota introductoria para la columna Peregrinaje de voces que aparece en la revista zacatecana La Cabeza del Moro.

1 comentario:

  1. Anónimo13:21

    NO A LA DISCRIMINACIÓN:

    www.nodiscriminacion.tk

    ResponderEliminar